Queso de cabra: Nutrición, beneficios e ideas de recetas

Queso de cabra: Nutrición, beneficios e ideas de recetas

Cremoso y de sabor distintivo, el queso de cabra es un producto lácteo que se disfruta en todo el mundo.

El queso de cabra viene en una amplia variedad de sabores y texturas, desde el queso fresco suave y untable hasta el queso salado y desmenuzable.

Aunque se elabora utilizando el mismo proceso de coagulación y separación que el queso hecho con leche de vaca, el queso de cabra difiere en su contenido de nutrientes.

Además, el queso de cabra se digiere de forma diferente a la leche de vaca y es una alternativa hipoalergénica para los alérgicos al queso hecho con leche de vaca.

Este artículo explica los beneficios nutricionales del queso de cabra y proporciona formas creativas de añadir este delicioso queso a su dieta.

Nutrición del queso de cabra

El queso de cabra, también conocido como chèvre, se refiere a cualquier queso hecho con leche de cabra. Está disponible en muchas formas, incluyendo troncos de queso fresco, cheddar añejo e incluso brie.

El contenido nutricional del queso de cabra varía dependiendo del método de procesamiento utilizado, como el añejamiento o la curación.

Todos los tipos de queso de cabra contienen nutrientes que son beneficiosos para la salud, como grasas, proteínas, vitaminas y minerales saludables.

Aunque el tamaño de la porción recomendada para el queso de cabra es pequeña, comer sólo una onza (28 gramos) proporciona cantidades impresionantes de nutrientes.

Una porción de una onza (28 gramos) de queso de cabra suave proporciona (1):

  • Calorías: 102
  • Proteína: 6 gramos
  • Grasa: 8 gramos
  • Vitamina A: 8% del RDI
  • Riboflavina (vitamina B2): 11% del RDI
  • Calcio: 8% del RDI
  • Fósforo: 10% del RDI
  • Cobre: 8% del RDI
  • Hierro: 3% del RDI

También es una buena fuente de selenio, magnesio y niacina (vitamina B3).

Una porción de queso de cabra aporta 6 gramos de proteína de relleno junto con una poderosa combinación de calcio, fósforo y cobre, nutrientes esenciales para la salud de los huesos.

Además, el queso de cabra proporciona grasas saludables, incluyendo ácidos grasos de cadena media, que pueden mejorar la saciedad y beneficiar la pérdida de peso.

Además, la leche de cabra contiene más ácidos grasos de cadena media que la leche de vaca, los cuales se descomponen y absorben rápidamente por el cuerpo y es menos probable que se almacenen como grasa.

Ciertas grasas que se encuentran en la leche de cabra también pueden promover la salud de otras maneras.

Por ejemplo, la leche de cabra contiene ácido cáprico, un ácido graso de cadena media que ha demostrado poseer propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

Estudios en tubos de ensayo y en animales han encontrado que el ácido cáprico es efectivo para combatir P. acnes, un tipo de bacteria que aumenta la inflamación y puede estar involucrada en el desarrollo del acné.

Resumen El queso de cabra es una buena fuente de proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales.Los ácidos grasos que se encuentran en la leche de cabra tienen cualidades antibacterianas y pueden ayudar a aumentar la saciedad.

Contiene probióticos

Los probióticos son bacterias amigables que benefician su salud de muchas maneras.

Dependiendo del tipo, el queso de cabra puede contener una amplia variedad de probióticos incluyendo L. acidophilus y L. plantarum .

Se ha demostrado que las dietas ricas en probióticos promueven la salud digestiva, reducen la inflamación y aumentan la inmunidad.

Curiosamente, el queso es un portador superior de probióticos debido a su alto contenido en grasa y a su textura dura, que proporciona protección a las bacterias.

Se ha descubierto que el queso protege los probióticos durante el proceso de digestión, permitiendo que se suministren mayores cantidades al intestino, donde las bacterias contribuyen a la salud.’, ‘

Al buscar los quesos de cabra con mayor contenido en probióticos, elija los quesos maduros o los elaborados con leche cruda no pasteurizada.

Resumen Ciertos tipos de queso de cabra, como las variedades elaboradas con leche cruda no pasteurizada, contienen bacterias beneficiosas llamadas probióticos.

Es más fácil de digerir que la leche de vaca

Muchas personas descubren que el cambio de los productos de leche de vaca a los elaborados con leche de cabra es más fácil para su sistema digestivo.

Esto se debe a que los productos de leche de cabra, incluyendo el queso, tienen una estructura proteica diferente a la de los productos de leche de vaca, y además son naturalmente más bajos en lactosa.

La lactosa es el principal carbohidrato de la leche producida por los mamíferos.

Se estima que hasta el 70% de la población mundial tiene problemas para digerir la lactosa, lo que causa síntomas como hinchazón, dolor abdominal, gases y diarrea .

Los expertos sugieren que la mayoría de las personas con mala absorción de lactosa pueden consumir una pequeña cantidad (hasta unos 12 gramos) de lactosa antes de experimentar síntomas digestivos .

Dado que la leche de cabra contiene menos lactosa que la de vaca, los productos hechos de leche de cabra, incluyendo el yogur y el queso, pueden ser una mejor opción para aquellos con intolerancia a la lactosa.

Sin embargo, aquellos con intolerancia a la lactosa deben tener en cuenta que los quesos más suaves contienen más lactosa que los quesos duros y añejos, sin importar de qué leche esté hecho el queso.

La leche de cabra también tiene niveles más bajos de caseína A1 que la leche de vaca, un tipo de proteína que puede causar síntomas de sensibilidad a la leche en algunas personas al causar inflamación en el intestino.

Los productos de leche de cabra contienen principalmente caseína A2, un tipo de proteína que ha demostrado ser menos alergénica y menos inflamatoria que la variedad A1.

Por ejemplo, un estudio realizado en 45 personas con intolerancia a la lactosa descubrió que beber leche que contenía caseína A1 causaba malestar digestivo y aumentaba los marcadores de inflamación.

Cuando estas personas cambiaron a la leche que contenía sólo caseína A2, los síntomas digestivos no se agravaron y la inflamación intestinal mejoró significativamente .

Resumen El queso de cabra tiene menos lactosa y significativamente menos caseína A1 que la leche de vaca, lo que lo convierte en una mejor opción para los intolerantes a los productos lácteos elaborados con leche de vaca.

Puede ser más relleno que otros quesos

La leche de cabra contiene un perfil único de ácidos grasos que se ha asociado con varios beneficios para la salud.

Por ejemplo, se ha demostrado que los productos lácteos elaborados con leche de cabra poseen propiedades antiinflamatorias e incluso pueden ayudar a disminuir el hambre.

La leche de cabra es más alta en ácidos grasos de cadena corta y media que la leche de vaca.En particular, la leche de cabra contiene altas cantidades de ácidos grasos de cadena media, ácido cáprico y ácido caprílico

Estos ácidos grasos se digieren rápidamente, proporcionando una fuente inmediata de energía que conduce a una mayor sensación de saciedad

Un estudio realizado en 33 adultos demostró que el consumo de un desayuno a base de leche de cabra que contenía queso de cabra redujo significativamente el deseo de comer y dio lugar a una disminución de la sensación de hambre en comparación con un desayuno a base de leche de vaca.

La reducción del hambre y el aumento de la sensación de saciedad son factores importantes que pueden ayudar a promover la pérdida de peso.

Además de aumentar la sensación de saciedad, los estudios han demostrado que los productos de leche de cabra pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo.

Un estudio descubrió que, en comparación con la leche de burro, la leche de cabra disminuyó significativamente los niveles de las proteínas inflamatorias interleuquina-8 e interleuquina-6 en personas mayores sanas.’, ‘

Resumen Los productos hechos con leche de cabra, incluyendo el queso, pueden ayudar a aumentar la sensación de saciedad y a disminuir la sensación de hambre, lo que podría promover la pérdida de peso.

Ideas de recetas de queso de cabra

Además de sus numerosos beneficios para la salud, el queso de cabra es una deliciosa adición a muchos platos.

Ya que el queso difiere en sabor dependiendo de la variedad, la compra de un queso más suave que pueda ser incorporado en una amplia variedad de recetas puede ser su mejor opción.

Aquí hay algunas formas creativas de agregar queso de cabra a su dieta:

  • Desmorone el queso de cabra suave en hojas verdes frescas como una cubierta cremosa y satisfactoria para la ensalada.
  • Esparza queso de cabra sobre una tostada junto con aguacate, verduras salteadas y huevos para una combinación ganadora en el desayuno.
  • Llene las mini tartas con queso de cabra batido e higos rebanados para un aperitivo agradable.
  • Cubra sus galletas favoritas con queso de cabra y manzanas rebanadas para un bocadillo sabroso.
  • Rellene las pechugas de pollo con queso de cabra y hierbas frescas, y luego áselas en el horno para una cena que toda la familia disfrutará.
  • Añada queso de cabra a su quiche o receta de frittata favorita.
  • Combine el queso de cabra con avena cocida, y luego agregue ingredientes dulces o salados como frutas o verduras.
  • Rellene los pimientos con quinoa cocida, verduras y queso de cabra antes de asar o asar a la parrilla.
  • Cambie la mozzarella o el requesón por queso de cabra cuando haga una pizza casera o pan plano.
  • Haga una tortilla con queso de cabra, champiñones y hierbas frescas.
  • Añada queso de cabra al puré de papas para darle un sabor único.
  • Use queso de cabra en lugar de crema espesa o mantequilla cuando haga sopas para añadir textura y sabor.
  • Combine el queso de cabra batido con un poco de miel y sírvalo con fruta en rodajas para un postre más saludable.

Como puede ver, el queso de cabra se puede añadir a muchas recetas.

Además de ser adaptable, el queso de cabra es una opción segura para usar cuando se cocina para amigos y familiares intolerantes a los productos de leche de vaca.

Resumen El queso de cabra se puede añadir tanto a platos dulces como a platos salados para mejorar el sabor y la textura. Tiene una amplia variedad de usos y es una deliciosa adición a muchas recetas.

En resumen

El queso de cabra es un producto lácteo nutritivo que está lleno de vitaminas, minerales y grasas saludables.

Comer queso de cabra puede beneficiar tu salud de varias maneras, incluyendo el aumento de la saciedad y la reducción de la inflamación.

Además, su estructura proteínica y los bajos niveles de lactosa lo convierten en una mejor opción para las personas con intolerancia a la leche de vaca.

El hecho de tener este versátil ingrediente en tu cocina puede asegurarte que siempre tengas un ingrediente único y delicioso para incorporar tanto en los platos dulces como en los salados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba