Nutrientes sintéticos vs. naturales: ¿Importa?

Nutrientes sintéticos vs. naturales: ¿Importa?

Muchas personas no obtienen suficientes nutrientes sólo de la dieta.

Actualmente, más de la mitad de la población de los Estados Unidos toma nutrientes sintéticos como multivitaminas .

Sin embargo, ha habido mucho debate sobre si los nutrientes sintéticos proporcionan los mismos beneficios que los nutrientes naturales.

Algunas fuentes incluso sugieren que los nutrientes sintéticos pueden ser peligrosos.

Este artículo da una mirada objetiva a la ciencia sobre los nutrientes sintéticos y naturales.

¿Qué son los nutrientes sintéticos y naturales?

Aquí está la diferencia entre los nutrientes naturales y sintéticos:

  • Nutrientes naturales: Estos se obtienen de fuentes de alimentos enteros en la dieta.
  • Nutrientes sintéticos: También conocidos como nutrientes aislados, estos son usualmente hechos artificialmente, en un proceso industrial.

La mayoría de los suplementos disponibles en el mercado hoy en día son hechos artificialmente. Estos incluyen vitaminas, antioxidantes, minerales y aminoácidos, entre otros.

Pueden ser tomados en píldoras, cápsulas, tabletas, polvo o líquido, y están hechos para imitar la forma en que los nutrientes naturales actúan en nuestro cuerpo.

Para saber si tu suplemento es sintético o natural, revisa la etiqueta. Los suplementos naturales usualmente enumeran las fuentes de alimento o están etiquetados como 100% de origen vegetal o animal.

Los suplementos que enumeran los nutrientes individualmente, como la vitamina C, o usan nombres químicos como el ácido ascórbico, son casi seguramente sintéticos.

En resumen: Los nutrientes sintéticos son suplementos dietéticos hechos artificialmente en un laboratorio o en un proceso industrial. Los nutrientes naturales son aquellos que se encuentran en los alimentos enteros.

¿Son diferentes los nutrientes naturales y los sintéticos?

La opinión aceptada es que los nutrientes sintéticos son casi químicamente idénticos a los que se encuentran en los alimentos.

Sin embargo, el proceso de producción de los nutrientes sintéticos es muy diferente a la forma en que las plantas y los animales los crean, por lo que a pesar de tener una estructura similar, su cuerpo puede reaccionar de manera diferente a los nutrientes sintéticos.

Además, no está claro qué tan bien se absorben y utilizan los nutrientes sintéticos en el cuerpo, ya que algunos se absorben con mayor facilidad y otros no.

Esto se debe a que al comer alimentos reales, no se consumen nutrientes individuales, sino una amplia gama de vitaminas, minerales, cofactores y enzimas que permiten un uso óptimo por parte del cuerpo.

Sin estos compuestos adicionales, es poco probable que el cuerpo utilice los nutrientes sintéticos de la misma manera que sus contrapartes naturales.

Por ejemplo, los estudios muestran que la vitamina E natural se absorbe dos veces más eficientemente que la vitamina E sintética.

En resumen: No está claro qué tan bien se absorben y utilizan los nutrientes sintéticos en el cuerpo. Su cuerpo utilizará mejor los nutrientes cuando se toman en forma de alimentos enteros, con una amplia variedad de compuestos alimenticios.

Los nutrientes en los alimentos enteros tienen beneficios para la salud

Los alimentos enteros naturales pueden ayudar a controlar y prevenir las enfermedades cardíacas, la diabetes, el cáncer y la muerte prematura.

Estos beneficios han sido vinculados a la amplia gama de vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y ácidos grasos que se encuentran en los alimentos enteros.’, ”

Frutas y verduras

Estudios observacionales muestran que un mayor consumo de frutas y verduras está relacionado con un menor riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes, artritis y algunos trastornos cerebrales

El aumento del consumo de frutas también está relacionado con una menor presión arterial, una reducción del estrés oxidativo y un mejor control del azúcar en sangre.

Una revisión encontró que por cada porción diaria de fruta o verdura consumida, el riesgo de enfermedades cardiacas disminuyó en un 4-7%.

Pescado graso

Muchos estudios observacionales grandes han mostrado que las personas que comen pescado regularmente tienen un menor riesgo de ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y muerte por enfermedades cardiacas.

Un estudio de más de 40.000 hombres de entre 40 y 75 años de edad encontró que aquellos que comían regularmente una o más porciones de pescado a la semana tenían un 15% menos de riesgo de enfermedades cardiacas.

Frijoles y Legumbres

Comer una porción de legumbres como frijoles, chícharos y garbanzos cada día se ha relacionado con un 5% menos de niveles de colesterol LDL y un 5-6% menos de riesgo de enfermedades cardiacas.

Nueces y semillas

Una revisión encontró que 4 porciones semanales de nueces se relacionaron con un 28% menos de riesgo de enfermedades cardíacas y un 22% menos de riesgo de diabetes.

Granos enteros

El consumo de granos enteros también se ha asociado con la protección contra el cáncer, las enfermedades cardíacas, la diabetes y la obesidad.

Conclusión: La evidencia apoya la idea de que los nutrientes naturales que se encuentran en los alimentos enteros pueden prevenir una amplia gama de enfermedades crónicas como las enfermedades cardíacas, la diabetes, el cáncer y la muerte prematura.

Los estudios de los suplementos han proporcionado resultados mixtos

Aunque está claro que los nutrientes naturales están asociados con muchos beneficios para la salud, la evidencia de los suplementos sintéticos es mixta.

Multivitaminas

Sin embargo, otros estudios no han encontrado ningún efecto .Algunos incluso relacionan el uso de multivitaminas con un mayor riesgo de cáncer

Un estudio grande investigó los efectos de una dosis alta de multivitaminas en la salud del corazón. Después de casi 5 años, el estudio encontró que las multivitaminas no tenían ningún efecto beneficioso.

Sin embargo, varios otros estudios han vinculado los suplementos multivitamínicos con la mejora de la memoria en los adultos mayores .

No obstante, el Physicians’ Health Study II encontró que 12 años de uso diario de multivitaminas no afectaban la función cerebral o la memoria de los hombres mayores de 65 años .

Vitaminas individuales y dobles

Sin embargo, algunos estudios previos sugieren que las vitaminas B, como el ácido fólico, pueden mejorar la función cerebral.

Otros estudios sólidos reportan que los suplementos dietéticos, incluyendo las vitaminas B, no mejoran la función cerebral.

A pesar de que se sabe que los niveles adecuados de vitamina D son críticos para la buena salud y la prevención de enfermedades, los suplementos de vitamina D también están bajo mucho escrutinio.

Los suplementos de vitamina D se han relacionado con numerosos beneficios relacionados con el cáncer, la salud de los huesos y la función cerebral, por nombrar algunos.Sin embargo, los expertos están de acuerdo en que se necesita más evidencia.

Una cosa en la que los expertos están generalmente de acuerdo es que los suplementos de vitamina D, cuando se combinan con el calcio, pueden mejorar la salud de los huesos en las personas mayores.

Antioxidantes

De hecho, se ha demostrado que los suplementos de betacaroteno aumentan el riesgo de cáncer en los fumadores .

No obstante, las vitaminas y minerales antioxidantes pueden ayudar a retrasar la progresión de las enfermedades que causan ceguera. Sin embargo, se necesita más investigación .

Conclusión: Los estudios sobre los efectos beneficiosos para la salud de muchos nutrientes sintéticos han sido inconsistentes, débiles o no han mostrado ningún efecto.

¿Debe tomar nutrientes sintéticos?

No hay evidencia clara que sugiera que la mayoría de los nutrientes sintéticos son beneficiosos para las personas saludables y bien alimentadas.”, ‘

Sin embargo, hay ciertos grupos que pueden beneficiarse de la suplementación con nutrientes sintéticos, entre los que se incluyen:

  • Los ancianos: Este grupo tiende a tener un riesgo más alto de deficiencia de vitamina D y también puede necesitar más vitamina B12 y calcio para la salud de los huesos.
  • Veganos y vegetarianos: Dado que ciertas vitaminas y minerales se encuentran principalmente en productos de origen animal, este grupo suele tener un alto riesgo de padecer una deficiencia de vitamina B12, calcio, zinc, hierro y vitamina D.
  • Mujeres embarazadas y en período de lactancia: Estas mujeres pueden tener que complementar su dieta con vitaminas y/o minerales adicionales (como la vitamina D) y evitar otros (como la vitamina A)
  • Mujeres en edad de procrear: A este grupo se le suele recomendar que tome un suplemento de ácido fólico para reducir el riesgo de defectos del tubo neural si quedan embarazadas. Sin embargo, tomar más de lo necesario puede tener algunos riesgos.
  • Personas con deficiencias de nutrientes: Ciertos suplementos dietéticos pueden tratar las deficiencias nutricionales, como los suplementos de hierro para el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro.

En resumen: Para ciertos grupos de personas en riesgo de deficiencias nutricionales, ciertos suplementos sintéticos pueden ser benéficos.

Los Nutrientes Sintéticos pueden ser completamente dañinos

En general, tomar suplementos de acuerdo a las cantidades indicadas en el paquete es seguro para la mayoría de las personas.

Sin embargo, la FDA no revisa los suplementos dietéticos por seguridad y efectividad antes de que sean comercializados.

Esto significa que los suplementos pueden contener más o menos nutrientes de los que se indican en la etiqueta, mientras que otros pueden contener sustancias que no aparecen en la etiqueta.

Si usted ya consume una amplia gama de nutrientes a través de su dieta, tomar suplementos adicionales puede exceder la ingesta diaria recomendada de muchos nutrientes.

Cuando se toman en exceso, las vitaminas solubles en agua como la vitamina C y las vitaminas B son eliminadas del cuerpo a través de la orina.Sin embargo, las vitaminas solubles en grasa -vitaminas A, D, E y K- pueden almacenarse en el cuerpo, lo que significa que existe el riesgo de que se acumulen a niveles altos, llevando a la hipervitaminosis.

Las mujeres embarazadas deben tener especial cuidado con su ingesta de vitamina A, ya que las cantidades excesivas se han relacionado con defectos de nacimiento.

Los resultados de muchos ensayos clínicos muestran que el betacaroteno, la vitamina E y posiblemente altas dosis de vitamina A pueden aumentar el riesgo de muerte prematura .

Otros estudios han vinculado el uso de multivitaminas con un mayor riesgo de cáncer, y los suplementos de hierro pueden ser perjudiciales para las personas que no los necesitan.

También hay algunas pruebas de que el ácido fólico sintético es más perjudicial que el folato natural de los alimentos, ya que puede acumularse en el cuerpo y aumentar el riesgo de cáncer.

Conclusión: Tomar grandes cantidades de nutrientes sintéticos puede tener efectos dañinos para la salud. Las dosis diarias recomendadas son seguras para la mayoría de las personas, pero se recomienda precaución.

Mensaje para llevar a casa

Las investigaciones muestran consistentemente que los nutrientes sintéticos no son un reemplazo para una dieta saludable y balanceada.

Obtener nutrientes naturales de los alimentos enteros es siempre una mejor opción.

Sin embargo, si realmente te falta un nutriente específico, entonces tomar un suplemento puede ser beneficioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba