Jugo de limón: Ácido o alcalino, y ¿importa?

Jugo de limón: Ácido o alcalino, y ¿importa?

Se dice que el jugo de limón es una bebida saludable con propiedades para combatir enfermedades.

Es particularmente popular en la comunidad de salud alternativa debido a sus supuestos efectos alcalinizantes. Sin embargo, el jugo de limón tiene un indiscutiblemente bajo pH y, por lo tanto, debe ser visto como ácido, no alcalino.

Este artículo examina por qué algunas personas consideran que el jugo de limón es alcalinizante, a pesar de su pH ácido, y lo que eso hace a su cuerpo.

¿Qué es el pH?

Cuando se habla de alimentos ácidos frente a los alcalinizantes, es importante entender el concepto de pH.

En pocas palabras, el pH es un valor que determina cuán ácida o alcalina es una solución en una escala de 0-14. Un pH de 7 se considera neutro. Cualquier valor de pH por debajo de 7 se considera ácido y cualquier valor de pH por encima de 7 se considera alcalino.

En la escala de pH, la diferencia entre los números adyacentes representa una diferencia de diez veces la acidez.Por ejemplo, un pH de 5 es 10 veces más ácido que un pH de 6 y 100 veces más ácido que un pH de 7.

Debido a que contienen una gran cantidad de ácido cítrico, los limones tienen un pH ácido.

El jugo de limón tiene un pH que cae entre 2 y 3, lo que lo hace 10,000-100,000 veces más ácido que el agua.

Conclusión: El pH de un alimento es una medida de su acidez. El pH del jugo de limón cae entre 2 y 3, lo que significa que es ácido.

Los supuestos beneficios de alcalinizar los alimentos

La Dieta Alcalina ha ganado popularidad en los últimos años.

Se basa en el principio de que los alimentos que comes pueden alterar el pH de tu cuerpo.

Para aclarar las cosas, no hay evidencia que apoye la Dieta Alcalina. De acuerdo con las investigaciones, los alimentos que usted come tienen muy poco efecto en el pH de su sangre.

Sin embargo, la Dieta Alcalina clasifica los alimentos en uno de tres grupos:

  • Alimentos acidificantes: Carne, aves, pescado, lácteos, huevos y alcohol
  • Alimentos neutros: Grasas, almidones y azúcares naturales
  • Alimentos alcalinizantes: Frutas, nueces, legumbres y verduras

Los defensores creen que comer altas cantidades de alimentos acidificantes puede causar que el pH de su cuerpo se vuelva más ácido, aumentando su vulnerabilidad a las enfermedades y dolencias

Por ejemplo, muchos creen que el cuerpo roba el calcio alcalino de sus huesos para amortiguar los efectos acidificantes de los alimentos que usted come.

Algunos también creen que el cáncer sólo crece en ambientes ácidos y que puede ser prevenido o incluso curado si se sigue una dieta alcalina.

Por lo tanto, los seguidores de esta dieta intentan mejorar su salud y reducir su riesgo de enfermedad limitando los alimentos acidificantes y favoreciendo los alcalinizantes en su lugar.

Conclusión: Ciertas personas creen que los alimentos alcalinizantes bajan el pH de su cuerpo, por lo tanto promueven la salud y previenen enfermedades.

Por qué el jugo de limón es considerado alcalinizante a pesar de su pH ácido

El hecho de que un alimento tenga un efecto ácido o alcalino en el cuerpo tiene poco que ver con el pH de ese alimento antes de ser digerido.

En cambio, depende de si se crean subproductos ácidos o alcalinos una vez que el cuerpo los digiere y procesa.

Un método para estimar qué tipo de subproducto producirá un alimento se conoce como la técnica de “análisis de cenizas”.

Los alimentos se queman en un laboratorio para simular lo que sucede durante la digestión.’, ‘El análisis de las cenizas es la razón por la que a veces se dice que los alimentos producen “cenizas” ácidas o alcalinas (1)

Sin embargo, el análisis de las cenizas es una estimación imprecisa, por lo que los científicos prefieren ahora utilizar una fórmula diferente que clasifica los alimentos en función de su carga potencial de ácido renal (PRAL).

El PRAL de un alimento en particular es la cantidad de ácido que se espera que llegue a los riñones después de que el cuerpo metabolice ese alimento.

Normalmente, los riñones mantienen constante el pH de la sangre al eliminar el exceso de ácido o álcali a través de la orina.

Los nutrientes ácidos como las proteínas, el fósforo y el azufre aumentan la cantidad de ácido que los riñones deben filtrar.Por lo tanto, las carnes y los granos, que tienden a contener estos nutrientes, reciben un puntaje PRAL positivo.

Por otro lado, las frutas y las verduras tienen un alto contenido de nutrientes alcalinos como el potasio, el calcio y el magnesio, que en última instancia reducen la cantidad de ácido que los riñones deben filtrar, por lo que reciben un puntaje PRAL negativo.

Al igual que otras frutas, el jugo de limón produce subproductos alcalinos una vez que ha sido metabolizado, por lo que tiene un puntaje PRAL negativo.

Es por esto que algunas personas consideran que el jugo de limón es alcalino a pesar de que tiene un pH ácido antes de ser digerido.

En resumen: Una vez digerido y metabolizado, el jugo de limón produce subproductos alcalinos, los cuales hacen que la orina sea más alcalina, por lo que se considera alcalinizante, a pesar de tener un pH ácido antes de ser digerido.

El jugo de limón puede alcalinizar la orina, pero no la sangre

Muchos defensores de la Dieta Alcalina utilizan tiras de prueba de pH para comprobar la alcalinidad de su orina, ya que creen que esto les ayuda a determinar cuán alcalino es realmente su cuerpo.

Lo que no se dan cuenta es que, aunque el jugo de limón puede hacer que el pH de la orina sea más alcalino, no tiene el mismo efecto en el pH de la sangre.

De hecho, varios estudios muestran que los alimentos que usted come tienen un efecto muy limitado en el pH de la sangre.

Para ilustrar cuán poco, los investigadores estiman que usted necesitaría comer el equivalente a 18 libras (8 kg) de naranjas – las cuales tienen un potencial alcalinizante similar al de los limones – todo en una sola sesión para incrementar el pH de su sangre en sólo 0.2 .

La razón por la que los alimentos tienen efectos tan limitados sobre el pH de su sangre es porque su cuerpo necesita mantener los niveles de pH entre 7.35-7.45 para que sus células funcionen adecuadamente .

Si los valores de pH de su sangre caen fuera de este rango normal, usted se encuentra en una condición llamada acidosis metabólica o alcalosis metabólica, la cual puede ser peligrosa o incluso fatal si no se trata (9).

Sin embargo, esto ocurre raramente porque su cuerpo es muy bueno en prevenir que los valores de pH de la sangre caigan fuera del rango normal.Una de las maneras en que mantiene los niveles constantes es usando los riñones para filtrar el exceso de ácidos a través de la orina (10).

Esta es la razón por la que la orina puede volverse más ácida un par de horas después de comer un bistec grande o menos ácida después de seguir una dieta alta en alimentos alcalinizantes.

Sin embargo, aunque la acidez de su orina puede variar como resultado de los alimentos que consume, el pH de su sangre se mantiene constante. Por lo tanto, aunque beber jugo de limón resulte en una orina más alcalina, es poco probable que esto tenga algún efecto en el pH de su sangre.

En resumen: El jugo de limón puede tener un efecto alcalinizante en tu orina.’, ‘Sin embargo, contrario a la premisa de la Dieta Alcalina, tiene muy poca influencia en el pH de su sangre.

¿Importa el pH de los alimentos?

Los proponentes de la Dieta Alcalina parecen creer que los alimentos que usted come pueden afectar su salud influyendo en el pH de su sangre. Ellos generalmente afirman que los alimentos alcalinizantes previenen la pérdida de hueso y tienen la capacidad de prevenir o tratar el cáncer.Sin embargo, como se discutió anteriormente, esta teoría ignora completamente el papel que juegan los riñones en la regulación del pH de su sangre, entre otros métodos que su cuerpo utiliza para mantener el pH.

Además, contrario a la creencia popular, muchas revisiones grandes han concluido que las dietas acidificantes no tienen impacto en los niveles de calcio en el cuerpo.

De hecho, varios estudios vinculan las dietas altas en proteínas, que se cree que forman ácidos, con huesos más sanos.

En cuanto a los efectos que algunas personas creen que los alimentos acidificantes tienen sobre el cáncer, una revisión exhaustiva reporta que no existe un vínculo directo entre la cantidad de alimentos acidificantes que usted consume y su riesgo de desarrollar la enfermedad.

Sin embargo, una dieta alcalina puede ofrecer algunos beneficios de salud a ciertos individuos.

Por ejemplo, las personas con enfermedades renales generalmente necesitan restringir su consumo de proteína. El consumo de una dieta alcalina puede disminuir ligeramente la necesidad de esto.

También puede reducir el riesgo de cálculos renales en aquellos propensos a desarrollarlos.

Sin embargo, se necesita más investigación sobre estos supuestos beneficios antes de poder llegar a conclusiones sólidas.

Conclusión: Su cuerpo está diseñado para mantener el pH de su sangre dentro de un rango estrecho y saludable. Los alimentos que usted come tienen muy poco efecto sobre este pH.

Otros beneficios del jugo de limón

A pesar de tener muy poco efecto alcalinizante en la sangre, beber regularmente jugo de limón puede promover varios otros beneficios para la salud.

Por ejemplo, el zumo de limón tiene un alto contenido en vitamina C, un fuerte antioxidante que ayuda a mantener el sistema inmunológico fuerte, y previene y combate las enfermedades.

Una onza líquida (30 ml) de zumo de limón proporciona en realidad alrededor del 23% de sus necesidades diarias de vitamina C (22).

Además, tomar una bebida rica en vitamina C, como el agua de limón, con las comidas puede ayudar a aumentar su absorción de algunos minerales, incluyendo el hierro (23).

El jugo de limón también contiene pequeñas cantidades de antioxidantes que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas al fortalecer los vasos sanguíneos, reducir la inflamación y prevenir la acumulación de placa (24, 25).

Además, algunos estudios reportan que el consumo regular de jugo de limón puede ayudar a prevenir la formación de ciertos tipos de cálculos renales.

Conclusión: El consumo regular de jugo de limón puede fortalecer el sistema inmunológico, aumentar la absorción de minerales, reducir los factores de riesgo de enfermedades del corazón y prevenir ciertos tipos de cálculos renales.

Mensaje para llevar a casa

El jugo de limón tiene un pH ácido antes de ser digerido, sin embargo, una vez metabolizado por el cuerpo, produce subproductos alcalinos.

Estos subproductos alcalinos pueden hacer que tu orina sea más alcalina pero tienen muy poco efecto en el pH de tu sangre.

Por lo tanto, cualquier beneficio de salud que el jugo de limón pueda ofrecer es poco probable que provenga de su supuesto efecto alcalinizante.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba