Caldo de hueso: Cómo hacerlo y 6 razones por las que deberías

Caldo de hueso: Cómo hacerlo y 6 razones por las que deberías

El caldo de hueso se ha vuelto muy popular recientemente, especialmente entre las personas conscientes de la salud. Esto se debe a que se cree que tiene muchos beneficios para la salud.

Aunque no hay ninguna investigación publicada sobre el caldo de hueso en sí, hay mucha evidencia que sugiere que beberlo puede ser muy beneficioso.

Este artículo analiza más de cerca el caldo de hueso, cómo prepararlo y sus posibles beneficios.

¿Qué es el caldo de hueso?

El caldo de hueso se prepara hirviendo a fuego lento los huesos y el tejido conectivo de los animales.

Este caldo altamente nutritivo se utiliza comúnmente en sopas, salsas y salsas de carne. También ha ganado recientemente popularidad como bebida saludable.

El caldo de huesos se remonta a la prehistoria, cuando los cazadores-recolectores convertían las partes de los animales que de otra manera no serían comestibles, como huesos, pezuñas y nudillos, en un caldo que podían beber.

Se puede hacer caldo de hueso usando huesos de casi cualquier animal â cerdo, res, ternera, pavo, cordero, bisonte, búfalo, venado, pollo o pescado.

Se puede usar médula y tejidos conectivos como patas, pezuñas, picos, mollejas o aletas.

Resumen: El caldo de huesos se hace hirviendo los huesos de los animales y el tejido conjuntivo. Este caldo denso en nutrientes se utiliza para sopas, salsas y bebidas saludables.

Cómo hacer caldo de hueso

Hacer caldo de hueso es muy sencillo.

Hay muchas recetas en línea, pero la mayoría de la gente ni siquiera usa una receta.

Todo lo que realmente necesitas es una olla grande, agua, vinagre y huesos.

Para empezar, aquí tienes una receta fácil de seguir:

Ingredientes

  • 1 galón (4 litros) de agua
  • 2 cucharadas (30 ml) de vinagre de sidra de manzana
  • 2â4 libras (aproximadamente 1â2 kg) de huesos de animales
  • Sal y pimienta, al gusto

Instrucciones

Para hacer el caldo más nutritivo, es mejor usar una variedad de huesos â? “huesos de la médula, rabo de buey, nudillos y patas.Incluso puede mezclar y combinar huesos en el mismo lote.

Añadir vinagre es importante porque ayuda a sacar todos los valiosos nutrientes de los huesos y llevarlos al agua, que es lo que finalmente consumirá.

También puede añadir verduras, hierbas o especias al caldo para mejorar el sabor.

Las adiciones más comunes incluyen ajo, cebolla, apio, zanahoria, perejil y tomillo, que pueden añadirse inmediatamente en el primer paso.

Como puede ver, el caldo de huesos es increíblemente fácil de hacer.

Resumen: El caldo de hueso se hace hirviendo a fuego lento los huesos en agua y vinagre. También puedes añadir otros ingredientes para crear más sabor.

1.Contiene muchas vitaminas y minerales importantes

En general, el caldo de hueso es muy nutritivo.

Sin embargo, el contenido de nutrientes depende de los ingredientes que utilices, ya que cada uno aporta algo diferente a la mesa.’, ‘

Los huesos de animales son ricos en calcio, magnesio, potasio, fósforo y otros minerales traza â los mismos minerales necesarios para construir y fortalecer sus propios huesos.

Los huesos de pescado también contienen yodo, que es esencial para la función tiroidea y el metabolismo saludables.

El tejido conectivo le da glucosamina y condroitina, compuestos naturales que se encuentran en el cartílago y que se sabe que ayudan a la salud de las articulaciones.

La médula ósea proporciona vitamina A, vitamina K2, minerales como el zinc, hierro, boro, manganeso y selenio, así como ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Todas estas partes de los animales también contienen la proteína colágeno, que se convierte en gelatina cuando se cocina y produce varios aminoácidos importantes.

A medida que los ingredientes hierven a fuego lento, sus nutrientes se liberan en el agua en una forma que su cuerpo puede absorber fácilmente.

Muchas personas no obtienen suficiente cantidad de estos nutrientes en su dieta, por lo que beber caldo de hueso es una buena manera de obtener más.

Desafortunadamente, es imposible saber la cantidad exacta de cada nutriente contenido en el caldo porque cada lote de huesos es muy diferente.

Resumen: El caldo de hueso es rico en minerales que ayudan a construir y fortalecer tus huesos. También contiene muchos otros nutrientes saludables, incluyendo vitaminas, aminoácidos y ácidos grasos esenciales.

2.Puede beneficiar al sistema digestivo

Los científicos han descubierto que su salud general depende en gran medida de la salud de su tracto intestinal.

No sólo el caldo de hueso es fácil de digerir, sino que también puede ayudar en la digestión de otros alimentos.

La gelatina que se encuentra en el caldo de hueso atrae y retiene líquidos de forma natural, por lo que un caldo bien preparado se congela en la nevera.

La gelatina también puede unirse al agua en el tracto digestivo, lo que ayuda a que los alimentos se muevan más fácilmente por el intestino.

También se ha demostrado que protege y cura el revestimiento mucoso del tracto digestivo en las ratas.

Un aminoácido de la gelatina llamado glutamina ayuda a mantener la función de la pared intestinal, y se sabe que previene y cura una condición conocida como “intestino con fugas” .

El intestino con fugas, que se asocia con varias enfermedades crónicas, es cuando la barrera entre su intestino y el torrente sanguíneo se ve afectada.

Sustancias que su cuerpo normalmente no permite que se filtren en el torrente sanguíneo, lo que conduce a la inflamación y otros problemas.

Por todas estas razones, beber caldo de hueso puede ser beneficioso para las personas con fugas en el intestino, el síndrome de intestino irritable (SII) o la enfermedad del intestino irritable (EII), como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.

Resumen: La gelatina del caldo de hueso ayuda a una digestión saludable.Puede ser beneficiosa para las personas con fugas en el intestino u otras enfermedades inflamatorias del intestino.

3.Puede ayudar a combatir la inflamación

Los aminoácidos que se encuentran en el caldo de huesos, incluyendo la glicina y la arginina, tienen fuertes efectos antiinflamatorios.

Un estudio muestra que los niveles más altos de arginina en la sangre están asociados con una disminución de la inflamación en las mujeres obesas.

Otro estudio en ratas sugiere que la suplementación con arginina podría ayudar a combatir la inflamación en los individuos obesos, pero se necesita hacer más investigación en humanos para apoyar estos resultados.

Aunque es necesario algo de inflamación, la inflamación crónica puede llevar a un número de enfermedades serias.’, ‘

Estos incluyen enfermedades del corazón, diabetes, síndrome metabólico, enfermedad de Alzheimer, artritis y muchos tipos de cáncer.

Debido a esto, es importante comer muchos alimentos antiinflamatorios.

Resumen: Los aminoácidos en el caldo de huesos pueden ayudar a combatir la inflamación. Debido a esto, comerlo puede ayudar a proteger contra las enfermedades.

4.El colágeno es la principal proteína que se encuentra en los huesos, tendones y ligamentos.

Durante el proceso de cocción, el colágeno de los huesos y el tejido conectivo se descompone en otra proteína llamada gelatina.

La gelatina contiene importantes aminoácidos que ayudan a la salud de las articulaciones.

Contiene prolina y glicina, que su cuerpo utiliza para construir su propio tejido conectivo.Esto incluye los tendones, que conectan los músculos con los huesos, y los ligamentos, que conectan los huesos entre sí.

El caldo óseo también contiene glucosamina y condroitina, que son compuestos naturales que se encuentran en el cartílago.

Múltiples estudios han descubierto que la glucosamina y la condroitina pueden disminuir el dolor de las articulaciones y reducir los síntomas de la osteoartritis.

Las proteínas del caldo óseo también han demostrado ser beneficiosas para las personas con artritis reumatoide, que es una enfermedad autoinmune crónica que provoca un daño doloroso en los tendones y ligamentos

En un estudio, 60 personas con artritis reumatoide consumieron colágeno de pollo durante tres meses. Los síntomas mejoraron significativamente en los 60 participantes, y cuatro mostraron una remisión completa de la enfermedad.

Resumen: Los aminoácidos del caldo de huesos ayudan a la salud de las articulaciones y su consumo puede ayudar a disminuir los síntomas de la artritis.

5.Es favorable para la pérdida de peso

El caldo de huesos suele ser muy bajo en calorías, pero aún así puede satisfacer el hambre.

Los estudios han descubierto que tomar regularmente una sopa a base de caldo puede aumentar la sensación de saciedad, reducir el consumo de calorías y llevar a la pérdida de peso con el tiempo.Además, el caldo de huesos contiene gelatina, que ha demostrado específicamente que promueve la sensación de saciedad.

Un estudio descubrió que la gelatina era más eficaz para reducir el hambre que la proteína caseína, que se encuentra en los productos lácteos.

Otro estudio en 53 hombres descubrió que, cuando se combinaba con el entrenamiento de resistencia, el colágeno ayudaba a aumentar la masa muscular y a reducir la grasa corporal.

Resumen: La gelatina del caldo de huesos ha demostrado que promueve la sensación de saciedad. Consumirla regularmente puede reducir el consumo de calorías y conducir a la pérdida de peso con el tiempo.

6.Puede mejorar el sueño y la función cerebral

El aminoácido glicina, que se encuentra en el caldo de huesos, puede ayudar a relajarse.

Un estudio encontró que el tomar 3 gramos de glicina antes de ir a la cama mejoró significativamente la calidad del sueño en individuos que tienen dificultad para dormir (16).

El tomar glicina antes de ir a la cama ayudó a los participantes a dormirse más rápido, a mantener un sueño más profundo y a despertarse menos veces durante la noche. Este estudio también encontró que la glicina redujo la somnolencia diurna y mejoró la función mental y la memoria.’, ‘

Por lo tanto, beber caldo de hueso podría tener beneficios similares.

Resumen: Se ha demostrado que la glicina promueve el sueño. Tomarla antes de dormir puede mejorar la calidad del sueño, la función mental y la memoria.

Consejos para usar el caldo de hueso

Aquí hay algunos consejos adicionales para hacer y consumir el caldo de hueso.

Dónde conseguir huesos

En lugar de tirar a la basura los huesos y cadáveres sobrantes de las comidas, guárdelos para hacer caldo.

Puede recoger los huesos en una bolsa y guardarlos en el congelador hasta que esté listo para cocinarlos.

Sin embargo, si no eres una persona que normalmente compra y come pollos enteros y carne con hueso, tal vez te preguntes dónde puedes encontrar huesos de animales para hacer caldo.

Puede pedirlos en su carnicería o mercado de granjeros local. La sección de carnes de la mayoría de las tiendas de comestibles a menudo también los tienen.

Lo mejor es que son muy baratos para comprar. Su carnicero incluso puede dárselos gratis.

Haga lo posible por encontrar huesos de pollo o de res alimentados con pasto, ya que estos animales serán los más saludables y le proporcionarán los máximos beneficios de salud.

Cómo almacenarlo

Aunque es más fácil hacer caldo en lotes grandes, sólo se puede almacenar de manera segura en el refrigerador hasta cinco días.

Para ayudar a que su caldo dure más tiempo, puede congelarlo en recipientes pequeños y calentar porciones individuales según sea necesario.

Con qué frecuencia se debe tomar

Desafortunadamente, no hay una respuesta directa a esto. Muchas personas recomiendan tomar 1 taza (237 ml) de caldo de hueso diariamente para obtener los máximos beneficios de salud.

Algunos es mejor que ninguno, así que ya sea una vez a la semana o una vez al día, bébelo tan a menudo como puedas.

Formas de comerlo

Puedes beber el caldo de huesos por sí solo, pero no a todos les gusta la textura y la sensación en la boca.

Afortunadamente, hay otras maneras de disfrutarlo. Puede usarse como base para sopas, o para hacer salsas y salsas de carne.

He aquí una sencilla receta de salsa de tomate con caldo de hueso.

Ingredientes

  • 2 tazas (473 ml) de caldo de hueso
  • 2 latas de pasta de tomate orgánico
  • 2 cucharadas (30 ml) de aceite de oliva extra virgen
  • 1/2 cucharadita (2.5 ml) orégano, picado
  • 1/2 cucharadita (2.5 ml) de albahaca, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • Sal y pimienta, al gusto

Instrucciones

Resumen: Consiga huesos de su carnicería o mercado local de agricultores para hacer su caldo.Una sola taza al día proporciona buenos beneficios para la salud.

El resultado final

El caldo de huesos contiene muchos nutrientes importantes, algunos de los cuales se sabe que tienen increíbles beneficios para la salud.

Sin embargo, la investigación sobre el caldo de huesos en sí mismo todavía está surgiendo.

Lo que se sabe con seguridad es que el caldo de huesos es altamente nutritivo y es posible que añadirlo a su dieta pueda proporcionar toda una serie de beneficios para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba