Guía efectiva para atención y cuidado infantil

Guía efectiva para atención y cuidado infantil

El cuidado de un niño, ya sea hacia un hermano pequeño, el hijodel vecino o a un hijo, puede llegar a convertirse en una tare ardua y complicada que requiere de comprensión y paciencia.

El tomar esta tarea refleja un cambio significativo en la vida de una persona, pero puede facilitarse si se  nos preparamos adecuadamente y planificamos de manera correcta, los pasos que debemos seguir para que la misma resulte exitosa.

Existen una gran cantidad de maneras para facilitar este trabajo.

Guía efectiva para atención y cuidado infantil

Asistir a una clase de cuidados de niños

Existen ciertos lugares dedicadosa enseñarnossobre los cuidados que tenemos que tener, para cuidar niños que no sean propios.

Es decir, para trabajar como niñero, se necesita una acreditación o certificado que conste, que sabes cómo hacerlo, por lo tanto nunca está de más tener conocimientos al respecto.

Infórmate en la cruz roja sobre clases de primeros auxilios y cuidado de menores. También puedes leer algunos libros relacionados con el mismo tema, estos aportan bastantes consejos y responden preguntas comunes sobre qué hacer en ciertos casos.

Convertirte en un ayudante para los padres

Presta atención a todo lo que los padres hacen para cuidar a sus niños, esto  te ayudará a ganar bastante experiencia sobre cómo atenderlos y brindarles el cuidado adecuado.

Incluso, puedes practicarlo en casa si tienes hermanos menores.

Crea una lista de informe de salud o seguridad

Algunos niños tienden a padecer alergias o algunas enfermedades, por lo tanto, es muy responsable que siempre las tomes en cuenta.

El crear una lista que te indique las alergias, y que te proporcione los números adecuados en caso de una emergencia, puede ser muy útil.

En esta misma puede que te convenga tener anotados los números de control de intoxicaciones, la estación de bomberos, la agencia de policías, la línea directa a la enfermería, o incluso el de una persona confiable, como el de algún padre experimentado.

Guía efectiva para atención y cuidado infantil

Conocer tus propios límites y zona de confort

A la hora de acudir al cuidado de niños ajenos, lo mejor que puedes hacer es analizar con qué situaciones te sientes realmente cómodo.

Por lo que, si sientes que en esta ocasión no estás preparado, quizás lo mejor sea rechazarla.

Tu seguridad es tan importante como la del niño al que vas a cuidar, por elloes recomendable que tengas en cuenta todas las variantes, y tomar tu tiempo para analizar si la situación realmente te conviene.

De diferente manera, en caso de ser un padre, debes flexibilizar un poco tus límites, puesto a que siempre deberán ser tus hijos la prioridad en tu lista.

En caso de no poder enfrentar la situación que se presenta, el pedir ayuda no te hará un peor padre.

Pasar tiempo con el niño

Siempre es importante hacerte amigo de los niños y tratar de compartir lo más posible con ellos cuando están a tu cuidado. Trata de ser receptivo y crea un vínculo que no haga perder el respeto, pero que te permita establecer vínculos de confianza entre ambos.

Hablar con ellos

Interactuar con ellos, preguntarles cosas acerca de su vida, saber cómo se sienten, puede ser una experiencia tango interesante para ti como relajante y gratificante para ellos.

Trata de ayudarlos a solucionar sus problemas o a que se sientan mejor con ellos.

Nunca los dejes solos en casa

Es el peor error de todos, nuca debes dejar a un niño sólo en casa. Si tienes alguna emergencia, trata de acudir a ella con los niños, puesto que ellos no saben cómo manejar una emergencia por si solos, y si en tu ausencia ocurre una, puede ser peligroso.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *