¿Cómo mantener la piel hidratada?

¿Cómo mantener la piel hidratada?

Es normal que nos preguntemos cuáles son las medidas que debemos tomar para mantener nuestra piel vivaz y vernos bien, pero para esto lo primero que debemos hacer, es darnos cuenta que la hidratación, es la clave para mantener una piel hermosa y luminosa.

Ya que en las épocas de mayor calor, debemos ser mucho más precavidos con los cuidados que le damos a nuestra piel, puesto que, durante esta temporada, la misma tiende a verse maltratada, secarse e incluso sufrir pequeñas lesiones.

A continuación se presenta una guía creada por expertos que nos demostrarán de una manera muy sencilla, lo fácil que es mantener nuestra piel en un estado óptimo para lucir radiantes en todo instante.

hidratar-la-piel

Beber agua

Alrededor del 20% del agua de nuestro cuerpo se halla en la piel, y a medida que envejecemos perdemos la capacidad de retenerla, por eso es necesario comenzar el proceso de hidratación desde adentro, ingiriendo bastante agua.

Usar crema para hidratar la piel

Este paso es muy importante, es crucial que usemos cremas después de bañarnos, puesto  que mientras continúe la humedad en la piel y los poros sigan abiertos, será absorbido más fácilmente el producto y la retención del agua.

Usar cremas que contengan urea, en concentraciones mayores al 40% es ideal, para las zonas de la piel como los codos, las rodillas o la planta de los pies,  ya que estas son más gruesas y están más expuestas a la fricción.

Por lo que es recomendable, hidratarlas más a menudo.

Exfoliar la piel

A medida que pasan los años, la piel va perdiendo su capacidad para renovarse y descamarse, por lo cual llega a verse seca y arrugada, y algunas células muerta no se eliminan, impidiendo que la piel se oxigene y acumule toxinas, al perder densidad.

La exfoliación es recomendable realizarla de dos a tres veces por mes, y se convierte en la clave para deshacerse del exceso de células muertas que se encuentran en la piel, además favorece la absorción de las propiedades de las cremas hidratantes.

Elegir el producto adecuado

Cada piel es diferente, por lo cual no en todas funciona el mismo producto de la misma manera, por lo tanto debemos ir probando hasta encontrar uno que nos siente de la mejor manera y se adecue a las necesidades que nuestra piel presenta.

La alimentación

Para nutrir la piel, y que así esta pueda formar nuevas células, lo que primero debemos tomar en cuenta, es que es necesario llevar una dieta lo más balanceada posible, y que contenga proteínas variadas, ácidos grasos y vitaminas.

Alimentos como el aguacate son ricos en vitaminas A, B y E, y en ácidos grasos, y el germen de trigo posee propiedades antioxidantes que son capaces de nutrir de una manera profunda, y mucho más efectiva la piel.

Eliminar los vicios

Fumar provoca la contracción de los vasos sanguíneos, lo cual impide que la circulación de la sangre drene correctamente, ocasionando la acumulación de sustancias nocivas en la piel.

También, la nicotina tiende a alterar las diferentes proteínas que contribuyen al mantenimiento del cutis.

La ingesta de alcohol reduce los niveles de vitamina A, y la cantidad de oxígeno que normalmente se halla en la sangre y la producción de colágeno, haciendo así que la piel envejezca prematuramente.

hidratar-la-piel

Dormir bien para mantener la piel hidratada

El no dormir adecuadamente entorpece todos los procesos orgánicos del cuerpo, y aquellos en los que la piel participa no son la excepción, por lo tanto dormir por lo menos 8 horas al día es primordial.

Mantén tu piel limpia y fresca

El sol es lo que más impide que nuestra piel se mantenga hidratada, por lo cual debemos evitar sobreexponerla ante el mismo, y limpiarla lo más seguido posible, usando productos como jabones suaves que no la maltraten.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *